Inicio

Tiempo que se vive

 


PASCUA DE LA RESURECCIÓN



El Tiempo en Soloma



RADIO SAN PEDRO 98.1 FM :::::: “UNA SEMILLA DE AMOR”
facebook PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luis Casuy   
Domingo, 20 de Abril de 2014 03:54

https://www.facebook.com/pages/Radio-San-Pedro-981-Soloma/320912074607544?ref=hl

www.facebook.com/pages/Radio-San-Pedro-981-Soloma/320912074607544?ref=hl

Última actualización el Domingo, 20 de Abril de 2014 03:56
 
DOMINGO DE RESURRECCIÓN PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luis Casuy   
Domingo, 20 de Abril de 2014 03:43

DOMINGO DE RESURRECCIÒN
Importancia de la fiesta
El Domingo de Resurrección o de Pascua es la fiesta más importante para todos
los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido
toda nuestra religión.Cristo triunfó sobre la muerte y con esto nos abrió las
puertas del Cielo. En la Misa dominical recordamos de una manera especial
esta gran alegría. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de
Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión,
cuando Jesús sube al Cielo.
La Resurrección de Jesús es un hecho histórico, cuyas pruebas entre otras,
son el sepulcro vacío y las numerosas apariciones de Jesucristo a sus apóstoles.
Cuando celebramos la Resurrección de Cristo, estamos celebrando también
nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte.
En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana:
si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?,
¿qué nos puede preocupar? 
Cualquier sufrimiento adquiere sentido con la Resurrección, pues podemos
estar seguros de que, después de una corta vida en la tierra, si hemos
sido fieles, llegaremos a una vida nueva y eterna, en la que gozaremos
de Dios para siempre.
San Pablo nos dice: “Si Cristo no hubiera resucitado, vana seria nuestra fe”
(I Corintios 15,14)
Si Jesús no hubiera resucitado, sus palabras hubieran quedado en el aire,
sus promesas hubieran quedado sin cumplirse y dudaríamos que fuera
realmente Dios.
Pero, como Jesús sí resucitó, entonces sabemos que venció a la muerte
y al pecado; sabemos que Jesús es Dios, sabemos que nosotros
resucitaremos también, sabemos que ganó para nosotros la vida eterna y de
esta manera, toda nuestra vida adquiere sentido.
La Resurrección es fuente de profunda alegría. A partir de ella, los cristianos
no podemos vivir más con caras tristes. Debemos tener cara de resucitados,
demostrar al mundo nuestra alegría porque Jesús ha vencido a la muerte.
La Resurrección es una luz para los hombres y cada cristiano debe irradiar
esa misma luz a todos los hombres haciéndolos partícipes de la alegría de
la Resurrección por medio de sus palabras, su testimonio y su trabajo apostólico.
Debemos estar verdaderamente alegres por la Resurrección de Jesucristo,
nuestro Señor. En este tiempo de Pascua que comienza, debemos aprovechar
todas las gracias que Dios nos da para crecer en nuestra fe y ser mejores
cristianos. Vivamos con profundidad este tiempo.
Con el Domingo de Resurrección comienza un Tiempo pascual, en el que
recordamos el tiempo que Jesús permaneció con los apóstoles antes de
subir a los cielos, durante la fiesta de la Ascensión.

Última actualización el Domingo, 20 de Abril de 2014 03:50
 
MARTES SANTO 15 DE ABRIL PDF Imprimir E-mail
Escrito por Luis Casuy   
Martes, 15 de Abril de 2014 03:01

 

Liturgia de las Horas: 2da. Semana del Salterio
Color: Morado
Santoral
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Isaías 49, 1-6
  • ""

Escuchadme, islas; atended, pueblos lejanos: Estaba yo en el vientre, y el Señor me llamó en las entrañas
maternas, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de
sumano; me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba y me dijo: "Tu eres mi esclavo (Israel), de quien
estoy orgulloso".Mientras yo pensaba: "En vano me he cansado, en viento y en nada he gastado mis 
fuerzas", en realidad miderecho lo llevaba el Señor, mi salario lo tenía mi Dios.Y ahora habla el Señor,
que desde el vientre me formó siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le
reuniese a Israel, -tanto me honró el Señor y mi Dios fue mi fuerza-. Es poco que seas mi siervo
y restablezcas
las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel: te hago luz de las naciones,
para que mi
salvación alcance hasta el confín de la tierra.
  • Salmo Responsorial: 70

  • "Mi boca contará tu auxilio"


A ti, Señor, me acojo: / no quede yo derrotado para siempre; / tú que eres justo, / líbrame
y ponme a salvo, / inclina a mí tu oído, y sálvame. R.
Sé tú mi roca de refugio, / el alcázar donde me salve, / porque mi peña y mi alcázar eres tú./
Dios mío, líbrame de la mano perversa. R.
Porque tú, Dios mío, fuiste mi esperanza /Y mi confianza, Señor, desde mi juventud. /
En el vientre materno ya me apoyaba en ti, / en el seno, tú me sostenías. R.
Mi boca contará tu auxilio, / y todo el día tu salvación. / Dios mío, me instruiste desde mi juventud, /
y hasta hoy relato tus maravillas. R.

  • Evangelio: Juan 13, 21-33. 36-38


En aquel tiempo, Jesús, profundamente conmovido, dijo: Os aseguro que uno de vosotros
me va a entregar.
Los discípulos se miraron unos a otros perplejos, por no saber de quién lo decía. Uno de ellos,
al que Jesús tanto amaba, estaba a la mesa a su derecho. Simón Pedro le hizo señas para que
averiguase por quién lo decía. Entonces el, apoyándose en el pecho de Jesús, le pregunto Señor:
¿quién es?
Le contestó Jesús: Aquél a quien yo le dé este trozo de pan untado. Y untando el pan se lo dio a
Judas, hijo de Simón el Iscariote. Detrás del pan, entró en él Satanás. Entonces Jesús le dijo:
Lo que tienes que hacer hazlo en seguida.
Ninguno de los comensales entendió a qué se refería. Como Judas guardaba la bolsa,
algunos suponían que Jesús le encargaba comprar lo necesario para la fiesta o dar
algo a los pobres.
Judas, después de tomar el pan, salió inmediatamente. Era de noche. Cuando salió dijo
Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en él
(Si Dios es glorificado en el, también Dios lo glorificará en sí mismo:
pronto lo glorificará).
Simón Pedro le dijo: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: Adonde yo voy no
me puedes acompañar ahora, me acompañarás más tarde. Pedro replicó: Señor,
¿por qué no puedo acompañarte ahora? Daré mi vida por ti. Jesús le contesto:
¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que
me hayas negado tres veces.

 

Última actualización el Martes, 15 de Abril de 2014 03:11
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 11

Mensajes a Cabina

Usuarios Online

Tenemos 3 invitados conectado(s)